dentista realizando revisión a paciente

Tipos de limpieza bucal

La limpieza dental implica el uso de una serie de herramientas para poder eliminar el sarro acumulado sobre los dientes, sarro que es imposible de retirar en casa con el uso del cepillo y el hilo dental.

La retirada de este sarro puede realizarse con curetas manuales o mediante la tecnología de curetas ultrasónicas.

Estos aparatos utilizan la energía de vibración ultrasónica para destruir y eliminar los depósitos de cálculo duro y calcificado. Son más efectivos y requieren de menos tiempo que las curetas manuales.

Las limpiezas dentales son necesarias para todos pero, dependiendo de la salud de las encías de cada persona, existen diferentes tipos de limpieza dental.

  • Limpieza de rutina. Si no existe enfermedad de las encías o solo gingivitis, la limpieza dental a realizar será la normal, la cual consiste en eliminar la placa o sarro con un aparato de ultrasonidos, seguido por el pulido de los dientes con un cepillo y una pasta de profilaxis.
  • Limpieza profunda. Si ya existe periodontitis, la limpieza a realizar será más profunda para poder eliminar la acumulación de sarro existente en las bolsas presentes entre la encía y los dientes utilizando habitualmente las curetas manuales.
  • Cirugía periodontal. En casos de periodontitis más severas, la limpieza dental será inservible, siendo necesaria la realización de una cirugía periodontal, lo cual implica levantar la encía para poder llegar a limpiar los acúmulos de sarro más profundos.

En todos estos casos, es importante seguir un correcto mantenimiento en casa, cepillándose y usando el hilo dental al menos dos veces al día, siguiendo una dieta sana y equilibrada y acudiendo a las revisiones regulares con su dentista.


New call-to-action

12.8 K