pareja cepillando dientes

¿Cómo evitar el sarro en los dientes?

Aunque cuides mucho los dientes en casa, todavía existen bacterias en la boca, que al juntarse con las proteínas y los restos alimenticios pueden formar una película adhesiva llamada placa bacteriana.

La placa bacteriana cubre los dientes, se coloca debajo de la línea de las encías, se adhiere a los empastes u otros trabajos dentales, y puede dañar el esmalte dental y provocar caries.

Retirar esta placa con regularidad puede prevenir la caries dental y la enfermedad de las encías. Sin embargo, surgen problemas mayores si la placa se queda en los dientes y se endurece convirtiéndose en sarro.

El sarro, también llamado cálculo, se forma encima y debajo de la línea de la encía. Es áspero y poroso y puede provocar la retracción de las encías y dar lugar a la enfermedad periodontal. Este sarro o cálculo solamente puede ser retirado con herramientas especiales en la consulta del dentista.

La mejor opción para controlar el sarro es no permitir que se forme, para ello es importante:

  1. Cepillarse regularmente, tres veces al día durante 2 minutos sin descuidar la técnica del cepillado. El cepillo debe tener cerdas suaves y un cabezal lo suficientemente pequeño para llegar a todas las superficies de los dientes.
  2. Elegir una pasta de dientes con control de sarro y flúor. El flúor ayudará a fortalecer el esmalte. Algunos productos tienen una sustancia llamada triclosan que combate las bacterias de la placa.
  3. Usar hilo o seda dental, es la única manera de eliminar la placa entre los dientes y evitar que el sarro se acumule en estas áreas de difícil acceso.
  4. Enjuagarse con un enjuague bucal antiséptico todos los días para ayudar a mantener a raya las bacterias que causan la placa.
  5. Cuidar la dieta. Las bacterias de la boca prosperan con alimentos azucarados, liberando ácidos dañinos para los dientes cuando están en contacto con ellos.
  6. No fumar. El tabaco provoca la aparición de sarro.

New call-to-action

3.77 K