Raspado dental

Raspado Dental: qué es y cómo funciona

Los problemas periodontales suelen estar causados por la formación de placa bacteriana. La mejor manera de eliminar esta placa es manteniendo una buena higiene bucodental.

La formación de sarro

En ocasiones no importa lo bien que se realice esta limpieza, siempre hay áreas difíciles de alcanzar y por tanto, de mantenerlas limpias. En estas áreas las bacterias de la placa se acumulan, llegando a mineralizarse formando un depósito duro denominado cálculo o sarro, que es imposible de eliminar solo con el cepillado.

El procedimiento para eliminar estos depósitos de sarro se denomina raspado y alisado radicular o curetaje.

Raspado dental para eliminar el sarro

La primera fase del raspado elimina los depósitos de placa y sarro. A menudo, primero se usa un raspador de ultrasonidos para deshacerse de la mayor parte del sarro, seguido de instrumentos manuales denominados curetas con las que se logra eliminar los restos de placa más adheridos.

El siguiente paso es pulir los dientes para hacer que la superficie sea más suave, eliminando las imperfecciones y las zonas ásperas, para protegerla contra la acumulación de placa.

Frecuencia del raspado dental

El profesional aconsejará con que frecuencia es necesario realizar el tratamiento de raspado y alisado, dependiendo de cada situación particular. Es importante recordar que este tratamiento es un complemento de una buena rutina diaria de higiene bucodental y nunca puede reemplazar el cepillado diario.

New call-to-action

102