BRACKETS

Corrige la posición de los dientes para tener una sonrisa bonita y mejorar tu forma de morder.

braquet metálico

Este tratamiento es para ti si…

Quieres alinear tus dientes o mejorar la mordida, seas niño o adulto.

¿Qué son los brackets?

Los brackets son un elemento clave en algunos aparatos de ortodoncia utilizados para alinear las piezas dentales del paciente. Técnicamente, el término «bracket» se corresponde con cada una de las piezas sujetadas por un arco de metal que se adhiere a la superficie frontal o trasera del diente. Suelen estar hechos de metal, aunque también existen brackets de otros materiales, como la cerámica, el cristal de zafiro o la resina, y se ajustan a la superficie de la dentadura. 

Su objetivo es corregir o eliminar algunos defectos relacionados con la mordida del paciente o el alineamiento de la sonrisa, como los dientes apiñados, la mordida abierta, la mordida cruzada, las separaciones entre dientes (conocidos técnicamente como diastemas) o la sobremordida, entre otros.

Sus componentes son tres:

  • Brackets
  • Ligaduras
  • Arco metálico

El arco metálico es la parte activa del aparato, la que realmente ejerce la fuerza necesaria para empujar los dientes a la posición que deben ocupar. La función de los brackets es, simplemente, transmitir a los arcos la fuerza para que sean realmente efectivos. 

Tipos de brackets

Existen diferentes tipos de brackets según su forma, su posición dentro de la dentadura y su estética:

Brackets metálicos

Son los brackets tradicionales, los que más uso han tenido a lo largo de los últimos años gracias a su eficacia para corregir defectos y maloclusiones. Aunque es la ortodoncia más efectiva, también puede resultar la más antiestética, ya que se coloca en la parte frontal de los dientes.

Brackets estéticos

Este tipo de ortodoncia también se coloca en la parte frontal de los dientes, pero suele pasar desapercibida porque está hecha de materiales como la cerámica, la resina o el zafiro. Su material de fabricación hace que se mimeticen más con el aspecto natural de los dientes y sean mucho más discretos que los metálicos.

Brackets linguales

Hablamos de una ortodoncia invisible a la vista, ya que se coloca en la parte interior de los dientes. Han ganado protagonismo en los últimos años gracias a su estética, ya que no se ven y, en consecuencia, nadie nota que el paciente los lleva puestos. 

Brackets autoligables

A diferencia de los brackets convencionales, los brackets autoligables utilizan un mecanismo de clip que sujeta el arco no siendo necesarias las ligaduras y por tanto generan menos fricción dentro de la dentadura. Utilizan materiales similares a los brackets no autoligables, y hay algunos más discretos y estéticos, como los cerámicos o de plástico, que pasan más desapercibidos.

compara tipos de ortodoncia
compara tipos de ortodoncia

Ventajas de los brackets

Los tratamientos de ortodoncia con cualquier tipo de brackets, tanto en adultos como en niños, tiene una serie de ventajas para la mordida y dentadura del paciente, que básicamente se resumen en una mejor salud bucodental:

  • Eliminan apiñamientos y alinean los dientes, lo que facilita la higiene en la zona de la dentadura. Además, se evita que se acumulen trozos de comida entre los dientes y, en consecuencia, se reducen las molestias.
  • Mejoran la masticación, eliminando las molestias asociadas con problemas de mordida. Los brackets contribuyen a alinear los dientes, facilitando una masticación más natural y, en consecuencia, mejorando también la digestión del paciente.
  • Reducen problemas periodontales. Al mejorar la higiene dental, las encías tenderán a inflamarse mucho menos y dejarán de sangrar.
  • Reducen las lesiones musculares y articulares de la boca. Está comprobado que los dientes mal alineados provocan dolores articulares y tensiones en el cuello que podrían resolverse con una ortodoncia adecuada. Además, evitan también los típicos dolores de cabeza y oído relacionados con una mala posición de los dientes.
  • Evitan el desgaste dental, especialmente a partir de cierta edad en la que los dientes comienzan a erosionarse, haciendo que unas piezas dentales trabajen más que otras. Los tratamientos de ortodoncia con brackets revierten el proceso, evitando ese desgaste dental propio del avance de la edad.
  • Mejoran la sonrisa, lo que aumenta la autoestima del paciente y le permite ganar seguridad en sus relaciones sociales.

Fases del tratamiento en la colocación de brackets

En general, las fases de un tratamiento de ortodoncia son similares con independencia del tipo de brackets que se utilice. Estas son:

1. Fase de estudio. La primera fase comienza cuando el paciente acude al centro de odontología, donde se detectan una serie de problemas que pueden ser corregidos mediante la colocación de unos brackets. Para ello, se realizarán una serie de pruebas diagnósticas, como una radiografía de la boca o un escáner intraoral. Con estas pruebas, se obtiene un diagnóstico integral para realizar un tratamiento personalizado. 

2. Fase activa. En esta fase, comienza con la colocación de los brackets y el arco. Posteriormente se irán cambiando los arcos según las necesidades del propio tratamiento y su evolución.

3. Corrección de la mordida. En primer lugar es necesario corregir la mordida, además de encajar los molares en la posición correcta. Posteriormente se procede a la nivelación y alineamiento de las piezas dentales.

4. Cierre de los espacios dentales, ya que, tras el movimiento de los dientes, la separación entre ellos puede ser algo mayor. Esta fase finaliza cuando los dientes estén perfectamente juntos. 

5. Acabado y personalización. En esta fase, el paciente acude de manera regular a su dentista para determinar si los dientes ya están en la posición correcta. No obstante, cada mes, puede que haya que realizar pequeños ajustes para perfeccionar la posición dental, mejorar las raíces y realizar algunas pequeñas modificaciones.

6. Retirada de los brackets. Es la última fase del tratamiento, y se produce sólo en el momento en el que todos los objetivos anteriores se hayan alcanzado. Una vez retirados es importante utilizar retenedores para mantener los dientes en su posición correcta.

Precios

Estos precios son orientativos para tratamientos completos
Con seguro
i Precio para asegurados de Adeslas Dental Activa, Adeslas Dental Familia, Adeslas Dental MAX, MyBox Salud, Adeslas Dental Óptima, Adeslas Dental Autónomos, Adeslas Dental Negocios y Empresas
Sin seguro
Con seguro
i Precio para asegurados de Adeslas Dental Activa, Adeslas Dental Familia, Adeslas Dental MAX, MyBox Salud, Adeslas Dental Óptima, Adeslas Dental Autónomos, Adeslas Dental Negocios y Empresas
1.845 €
Sin seguro
2.540 €
Con seguro
i Precio para asegurados de Adeslas Dental Activa, Adeslas Dental Familia, Adeslas Dental MAX, MyBox Salud, Adeslas Dental Óptima, Adeslas Dental Autónomos, Adeslas Dental Negocios y Empresas
2.360 €
Sin seguro
3.300 €
Con seguro
i Precio para asegurados de Adeslas Dental Activa, Adeslas Dental Familia, Adeslas Dental MAX, MyBox Salud, Adeslas Dental Óptima, Adeslas Dental Autónomos, Adeslas Dental Negocios y Empresas
2.850 €
Sin seguro
3.610 €
Con seguro
i Precio para asegurados de Adeslas Dental Activa, Adeslas Dental Familia, Adeslas Dental MAX, MyBox Salud, Adeslas Dental Óptima, Adeslas Dental Autónomos, Adeslas Dental Negocios y Empresas
2.495 €
Sin seguro
3.115 €
Con seguro
i Precio para asegurados de Adeslas Dental Activa, Adeslas Dental Familia, Adeslas Dental MAX, MyBox Salud, Adeslas Dental Óptima, Adeslas Dental Autónomos, Adeslas Dental Negocios y Empresas
2.945 €
Sin seguro
4.170 €
Contrata seguro dental
Contrata seguro dental
+