radiografia dental en el embarazo

Radiografía dental en el embarazo: ¿existe riesgo?

El embarazo causa cambios hormonales que pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades de las encías, así como afectar a la salud del bebé en desarrollo, por ello es importante mantener un buen cuidado bucodental, realizándose revisiones y limpiezas preventivas.

Aunque lo ideal es posponer los posibles tratamientos dentales hasta después del parto, cualquier procedimiento urgente puede y debe realizarse.

Todos los trabajos dentales que sean necesarios para reducir la posibilidad de infección, deben realizarse. Lo ideal es realizarlos durante el segundo trimestre ya que en el tercero, puede ser difícil e incómodo recostarse en el sillón dental durante un tiempo prolongado de tiempo.

Si fuese necesario realizar una radiografía dental durante el embarazo, lo normal es que el profesional sea el que decida si esperar a después del parto o realizarla al tratarse de una emergencia.

La mayoría de las radiografías dentales son seguras durante el embarazo, teniendo una extrema precaución para proteger a la madre y al bebé, cubriendo tanto el abdomen como el tiroides con delantales y collarines plomados, minimizando así la exposición a la radiación.
Además, los avances en la tecnología han hecho que los aparatos de rayos x sean mucho más seguros.


botón pide tu cita

4.04 K