Alineadores dentales

Para qué sirven y tipos de alineadores dentales

Muchas personas cuando pensamos en ortodoncia, lo primero que se nos viene a la mente son los aparatos ortodóncicos metálicos. Sin embargo, la ortodoncia es más que sólo brackets y alambres.

Alineadores invisibles

Existen más opciones disponibles para enderezar los dientes que los aparatos convencionales: los aparatos invisibles. Estos aparatos consisten en alineadores de ortodoncia secuenciales transparentes.

Con el objetivo final en mente, se crean una serie de alineadores de plástico utilizando unas impresiones iniciales o unos escaneos digitales de la boca del paciente como punto de partida.

Qué son los alineadores y cuantas horas se llevan

Los alineadores son férulas transparentes y extraíbles, realizadas como réplicas de los dientes que siguen una secuencia de ligeros movimientos y que se ajustan sobre los dientes para enderezarlos. Los alineadores van ejerciendo presión sobre los dientes y los va reposicionando ligeramente.

Con el tiempo los dientes alcanzan su lugar ideal de acuerdo con el plan inicial del ortodoncista. El número total de alineadores variará según las necesidades de cada paciente. Al igual que con los aparatos ortodóncicos tradicionales, los pacientes necesitarán usar retenedores al finalizar el tratamiento para mantener el resultado obtenido.

Cada férula debe usarse durante un período de tiempo determinado, generalmente alrededor de 20 horas al día durante dos semanas, antes de poder pasar a la siguiente férula.

Para quién están indicados los alineadores

Estos alineadores son adecuados para pacientes con apiñamiento leve o moderado o problemas menores de espacio, pero puede que no sean apropiados para pacientes con apiñamiento o faltas de espacio severos. Si bien los alineadores pueden corregir una maloclusión leve, los pacientes con mordidas graves, sobremordidas o mordidas cruzadas graves pueden requerir un tratamiento de ortodoncia más avanzado.

Diferencias con los brackets

A diferencia de los aparatos tradicionales, las férulas pueden quitarse para cepillar los dientes, usar el hilo dental y comer. Además son mucho más estéticos que los brackets, permitiendo una apariencia agradable durante el tratamiento.

Debido a que los alineadores son extraíbles, los pacientes pueden verse tentados a retirarlos si experimentan alguna molestia pero, aunque parezca obvio, hay veces que cabe recordar que los alineadores no funcionan a menos que estén colocados en la boca las horas necesarias.

New Call-to-action

75