Efecto cloro piscina

¿Cómo afecta el agua de las piscinas en tus dientes?

Seguramente hayas leído mucho acerca de los efectos del agua de la piscina (o del cloro) en la piel o en el cabello pero, ¿te has parado alguna vez a pensar en cuáles son las consecuencias de exponer nuestra dentadura a este tipo de elementos?

Como sabrás, el cloro es un agente utilizado desde hace años tanto para potabilizar el agua como para desinfectarla, gracias a su poder para eliminar hongos, virus o bacterias. Sin embargo, ha quedado claro que -aunque a pequeña escala- la constante exposición al mismo sí puede presentar algunos problemas. Te contamos cómo afecta el agua de la piscina a tu salud bucodental. Debes tener en cuenta, además, que estos problemas no se aplican al caso de las piscinas de agua salada, siendo el cloro el mayor causante de los mismos.

¿Qué les ocurre a mis dientes con el cloro?

Si bien es cierto que estos efectos pueden ser prácticamente indetectables si no existe una exposición constante al agua de la piscina, debemos tener en cuenta todo lo que está en nuestra mano a la hora de prevenirlos.

Estos son los efectos más comunes del agua de las piscinas en nuestra salud bucal:

  • Mayor acumulación de sarro: y es que al exponernos a un agua con un pH superior al natural en el agua, podemos tender a acumular más sarro de lo normal, lo que se conoce como ‘sarro del nadador’.
  • Erosión dental: siempre teniendo en cuenta que se trata de problemas asociados a un contacto prolongado con ese cloro, pueden llegar a darse problemas de erosión en el esmalte dental, lo que a su vez puede llevar a otros problemas como la hipersensibilidad dental.

¿Qué puedo hacer para evitar los efectos del cloro en mis dientes?

  • Tras la sesión de piscina, cepillarse los dientes con una pasta dentífrica fluorada, que nos ayudará a contrarrestar los efectos de la acidez del cloro en el esmalte de nuestros dientes.
  • En general, no descuidar nuestra salud bucodental. Y es que es habitual que durante el verano y el cepillado tratemos este asunto de forma mucho más relajada. Cepillarse los dientes 3 veces al día es imprescindible para lucir una bonita sonrisa.
  • Realizar un chequeo anual: en especial en el caso de los nadadores, será importante realizar un chequeo anual del estado de nuestro esmalte para asegurarnos de que no se producen problemas más graves en este sentido. Además, el dentista también podrá valorar si es necesario realizar una fluorización para fortalecer el esmalte dental en caso de ser necesario.

Con estos sencillos consejos podrás lucir una bonita sonrisa todo el verano.

botón pide tu cita

93