flúor en niños

Flúor en niños: ¿es recomendable?

Las caries dentales son una de las enfermedades más comunes en niños y adultos en todo el mundo.

La aplicación de flúor sobre los dientes es una de las mejores maneras de prevenir las caries. El flúor protege los dientes y los hace más fuertes y resistentes a los ácidos que generan las bacterias orales, al metabolizar los azúcares de los alimentos.

Existen diferentes tipos de aplicaciones de flúor:

  • En casa, las más habituales son las pastas dentífricas, los enjuagues bucales y los geles.
  • En la clínica dental las aplicaciones se realizan con geles o espumas de mayor concentración. También se pueden prescribir suplementos de flúor a niños, desde los 6 meses a los 16 años, cuando existe un alto riesgo de caries dental.

La recomendación es usar una cantidad de pasta de dientes con flúor del tamaño de un arroz hasta los 3 años de edad. Posteriormente, para niños entre 3 y 6 años, la recomendación de cantidad es la del tamaño de un guisante.

Es importante saber que demasiado flúor puede ser tóxico y puede causar la aparición de manchas blancas, marrones o negras en la parte externa de los dientes. Incluso puede provocar que el esmalte dental se vuelva áspero.

Por ello, los suplementos de flúor siempre deben ser prescritos por el profesional teniendo en cuenta las condiciones especiales del niño.


botón pide tu cita

82