Niña en el dentista con fluorosis dental

Fluorosis Dental: tratamiento en niños y adultos

La fluorosis dental es una afección cosmética que afecta los dientes. Está causada por la sobreexposición al fluoruro durante los primeros ocho años de vida, momento en que se forman la mayoría de los dientes permanentes.

Cuando erupcionan, los dientes afectados por la fluorosis pueden aparecer ligeramente descoloridos, con marcas blancas o, en casos más severos, los dientes pueden tener manchas que van del amarillo al marrón oscuro, irregularidades en la superficie y cavidades que son muy notables.

1. Flourosis dental en niños

Una causa importante de fluorosis dental es el uso inapropiado de productos dentales que contienen flúor, como pasta de dientes y enjuagues bucales. A veces, los niños disfrutan tanto del sabor de la pasta dental fluorada que la tragan en lugar de escupirla.

Sin embargo, existen otras causas de fluorosis, como tomar una cantidad superior a la prescrita de un suplemento de flúor durante la primera infancia o tomar un suplemento de flúor cuando el agua potable está ya fluorada.

El fluoruro aparece de manera natural en el agua. Los niveles de fluoruro natural por encima del rango recomendado actualmente para el agua potable pueden aumentar el riesgo de fluorosis severa. En lugares donde estos niveles naturales son muy altos, se recomienda que los niños beban agua de otras fuentes.

2. Síntomas y tratamiento de la fluorosis

Los síntomas de la fluorosis varían desde pequeñas manchas blancas o rayas que pueden pasar desapercibidas hasta manchas de color marrón oscuro y esmalte rugoso que es difícil de limpiar. En muchos casos, la fluorosis es tan leve que no se necesita tratamiento. O bien, solo afecta a dientes posteriores donde las manchas no se ven.

La apariencia de los dientes afectados por fluorosis moderada a severa puede mejorarse significativamente mediante una variedad de técnicas. La mayoría de ellos están destinados a enmascarar las manchas.

Dichas técnicas pueden incluir en niños la colocación de resinas compuestas que se adhieren al esmalte mejorando el aspecto del diente afectado. En adultos hay más variedad de tratamientos además de la colocación de resinas compuestas, también pueden realizarse blanqueamientos o colocación de carillas o coronas, que cubren la parte frontal o la totalidad de los dientes para mejorar su apariencia.

3. Prevención de la fluorosis

Sin embargo, la vigilancia de los padres es la clave para prevenir la fluorosis. En casa, es importante mantener todos los productos que contengan flúor, como pasta de dientes, enjuagues bucales y suplementos, fuera del alcance de los niños pequeños.

También es importante controlar el uso de pasta dental fluorada. Hay que colocar una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante en el cepillo de dientes del niño. Esto es suficiente para la protección de los dientes.

También hay que enseñar al niño a escupir la pasta de dientes después de cepillarse en lugar de tragarla. Para alentar a escupir, es conveniente evitar pastas dentales con sabores que inciten a los niños a tragarlas.

botón pide tu cita 

55