efectos de anorexia y bulimia

Efectos de la anorexia y bulimia en los dientes

Los trastornos de la alimentación son enfermedades que se caracterizan por hábitos alimentarios irregulares y angustia grave o preocupación por el peso o la forma del cuerpo.

La anorexia es un trastorno que conlleva un miedo obsesivo a ganar peso, la negativa a mantener un peso corporal saludable y una percepción poco realista de la imagen corporal. Las personas con esta enfermedad limitan ferozmente la cantidad de alimentos que consumen.

La bulimia, por el contrario, se caracteriza por atracones repetidos seguidos de comportamientos que compensan la sobrealimentación, como vómitos forzados, ejercicio excesivo o uso extremo de laxantes y diuréticos.

Además de los graves efectos dañinos para la salud general que provocan estas enfermedades, los hábitos alimenticios desempeñan un papel importante en la salud oral, por lo que estos trastornos pueden causar daños permanentes en los dientes y la boca. Su detección precoz puede garantizar una recuperación más exitosa tanto para el cuerpo como para los dientes.

Los cambios que aparecen en la boca son, a menudo, los primeros signos físicos de la existencia de un trastorno alimenticio. La restricción de alimentos muchas veces conduce a una deficiencia nutricional. La falta de calcio promueve la aparición de caries dental y de la enfermedad de las encías, el hierro insuficiente puede fomentar el desarrollo de llagas en la boca y la falta de vitamina B3 puede contribuir a la aparición de mal aliento. Debido a la deshidratación, la boca puede estar extremadamente seca, y esto estimula la proliferación de las bacterias que producen el desarrollo de la caries dental. Los vómitos frecuentes conducen a que exista exceso de ácido estomacal en la cavidad oral, que provoca la abrasión y el desgaste de los dientes.

Como tratamiento a los efectos dañinos que provocan estos trastornos en la cavidad oral, lo más importante es que el paciente mantenga una higiene oral meticulosa, que se enjuague inmediatamente después del vómito y que evite cepillarse para no friccionar el ácido estomacal sobre la superficie de los dientes.

También conviene tratar la xerostomía o boca seca hidratando la boca con agua o productos específicos y utilizar enjuagues con flúor, así como con agentes desensibilizantes y remineralizantes.


botón pide tu cita

16