niño con chupete

Mito o realidad: el chupete provoca dientes torcidos

El uso del chupete puede causar que las bocas en desarrollo crezcan de forma incorrecta en algunas situaciones, lo que conlleva a un desarrollo anormal de los dientes. Afortunadamente, con un uso adecuado, los bebés pueden usar el chupete sin llegar a desarrollar estas maloclusiones.

¿Por qué el chupete puede causar estos efectos en la boca?

El uso prolongado del chupete influye en la forma de la boca y en la alineación de los dientes, ya que a medida que los bebés y los niños maduran físicamente, sus maxilares crecen alrededor de todo lo que se retiene en su interior de manera repetida.

De hecho, el uso excesivo del chupete afecta de la misma manera que la succión del dedo pulgar a largo plazo.

Consecuencias del uso prolongado del chupete

Los principales problemas que surgen del uso excesivo del chupete son:

  • Las mordidas abiertas que provocan que no haya contacto entre los incisivos superiores e inferiores cuando la boca está cerrada.
  • Deformaciones en la forma del paladar, dando lugar a mordidas cruzadas posteriores.
  • Resalte de los dientes frontales superiores, que consiste en la presencia de una marcada proyección horizontal frente a los dientes frontales inferiores.
  • Además, el uso de los chupetes después de los 5 años, puede retrasar la caída de los dientes de leche frontales y obstaculizar la erupción de los dientes permanentes.

botón pide tu cita

749