¿Qué es la mordida abierta? Tipos y tratamiento

¿Qué es la mordida abierta? Tipos y tratamiento

Una mordida abierta es un tipo de maloclusión, un incorrecto alineamiento de los dientes cuando las mandíbulas están cerradas. Es importante tratar la maloclusión no sólo por razones estéticas sino porque puede afectar a la salud provocando dificultad para comer, problemas respiratorios o en el habla, o trastornos en la articulación temporomandibular.

Tipos de mordida abierta

  • Mordida abierta anterior: es la más común, y afecta a la posición que presenta el sector anterior, donde los dientes frontales superiores e inferiores no tienen oclusión cuando la boca está cerrada.
  • Mordida abierta posterior: se da en el sector posterior, existiendo una falta de contacto entre los dientes posteriores cuando los dientes anteriores ocluyen en una oclusión correcta.

Causas de la mordida abierta

Existen diferentes factores que pueden originar la mordida abierta, algunos de los cuales están relacionados con malos hábitos durante la infancia.

  • Succión del pulgar o uso prolongado del chupete.
  • La deglución atípica, que provoca que la lengua al tragar empuje los dientes frontales.
  • Los trastornos de la articulación temporomandibular causan dolor crónico en la mandíbula, por lo que a veces las personas que lo padecen usan la lengua para separar los dientes y reposicionar cómodamente la mandíbula, lo que puede provocar una mordida abierta.
  • Problema esquelético. Esto ocurre cuando el crecimiento de los huesos maxilares va por separado en lugar de crecer paralelos entre sí. A menudo está influenciada por la genética.

Tratamiento de la mordida abierta

La maloclusión por mordida abierta es difícil de tratar en la práctica de ortodoncia, en su tratamiento influyen el grado de maloclusión y la edad del paciente.

  • Mordida abierta en niños: para niños en fase de crecimiento, la mordida abierta se suele tratar con una ortodoncia interceptiva que actúan corrigiendo las desviaciones de crecimiento de la estructura de la mandíbula y el hueso maxilar. Los grados menores de maloclusión pueden tratarse con ortodoncia fija junto con algunos aparatos que rompen el hábito.
  • Mordida abierta en adolescentes y adultos: Una vez que el desarrollo óseo es completo, y dependiendo del grado de maloclusión puede que la ortodoncia no sea suficiente y se deba recurrir a un tratamiento quirúrgico de cirugía ortognática.

New Call-to-action

112