Besar con brackets

5 consejos para besar con brackets

Los pacientes a los que se les va a colocar un tratamiento de ortodoncia con brackets suelen tener muchas preocupaciones y preguntas. Una pregunta común, que muchos no se atreven a realizar, es si podrán besar llevando los brackets puestos.

Existen muchas leyendas urbanas sobre personas que se han quedado enganchadas con los brackets mientras se besaban. Estas historias son muy divertidas, pero no son realistas. Es muy difícil que los brackets se enganchen unos con otros y se peguen entre sí. En la actualidad tanto los brackets como los arcos son muy pequeños y suaves y, por tanto, tienen pocas probabilidades de engancharse con cualquier cosa.

Besar con brackets no es algo que te deba preocupar; sin embargo, aquí te damos una serie de consejos:

  1. Empieza despacio. Los brackets recién colocados provocan dolor en los dientes, por lo que necesitarás algún tiempo para estar cómodo y acostumbrarte a comer, cepillarte o incluso a besar con ellos.
  2. Mantén la boca cerrada. El choque de los brackets con los dientes no es una buena manera de empezar.
  3. Alivia la presión en los labios. Si presionas demasiado rápido y con fuerza puedes hacer daño a la otra persona pero también puedes terminar haciéndote daño tú mismo.
  4. Coloca cera. Puedes cubrir las zonas más irregulares o ásperas con cera para evitar roces innecesarios.
  5. Mantén un aliento fresco. Para ello es importante mantener una buena higiene oral, la cual  se hace mucho más complicada con brackets.

Quizá te pueden interesar otros artículos relacionados como alimentos prohibidos cuando llevas brackets o piercing y brackets.


New Call-to-action

102