La raíz del diente

¿Qué es la raíz del diente?

El diente tiene dos partes anatómicas: la corona y la raíz. La corona es la parte del diente que normalmente está visible, por encima de la línea de las encías. La raíz del diente es la parte incrustada en el hueso; ancla el diente en su cavidad ósea y normalmente no es visible ya que se encuentra por debajo de la línea de la encía. La forma de la corona y el número de raíces varía entre los diferentes dientes de la cavidad oral.

Dada la importancia de la raíz del diente en nuestra salud bucodental debemos estar prevenidos ante las siguientes afecciones:

Infección de la raíz del diente

Cuando un diente palpita persistentemente y duele, es posible que se haya producido una infección que se haya extendido a la punta de la raíz. Esta infección se origina en la cámara interna del diente, normalmente por la presencia de una caries que ha llegado a afectar al nervio.
Cuando esta infección invade todo el interior del diente y sale por el ápice, en la parte inferior de la raíz, se produce un absceso.

El tratamiento dependerá de la gravedad de dicha infección y de la probabilidad de reconstruir el diente afectado.

Encías retraídas

Otro trastorno dental común es la retracción de las encías, que provoca que parte de la raíz del diente quede expuesta.

Dicha recesión puede producirse por varias razones, como por ejemplo un cepillado dental demasiado intenso, un desplazamiento de los dientes o bruxismo.

Si las raíces dentales se dejan expuestas y la causa no se trata,  pueden presentarse varios problemas de salud bucal, como:

Ante cualquier signo de infección en la raíz o de retraimiento de las encías te recomendamos que acudas cuanto antes al dentista para evitar que el problema empeore.


botón pide tu cita

14.8 K