¿La periodontitis es contagiosa?

¿La periodontitis es contagiosa?

La periodontitis es una enfermedad inflamatoria que destruye los tejidos de soporte alrededor de los dientes, llegando a provocar su pérdida.

La investigación ha demostrado que la enfermedad periodontal es causada por la reacción inflamatoria a las bacterias existentes debajo de las encías, por lo que la enfermedad periodontal técnicamente puede no ser contagiosa.

Sin embargo, las bacterias que causan la reacción inflamatoria pueden propagarse a través de la saliva. Esto significa que si uno de los miembros de la familia tiene enfermedad periodontal, es una buena idea evitar el contacto con su saliva y no compartir cubiertos o cepillos de dientes.

Factores de riesgo

Es importante tener en cuenta los factores de riesgo periodontal ya que pueden afectar el inicio, la progresión y la gravedad de la enfermedad periodontal.

Los factores de riesgo incluyen:

  • La genética

  • La etnia

  • La edad avanzada

  • El >tabaquismo

  • Enfermedades como la diabetes

  • La ingesta de ciertos medicamentos específicos

  • Problemas de nutrición

  • La mala higiene bucal

  • Deficientes restauraciones dentales

  • Variaciones hormonales

  • Estado inmunocomprometido

  • Enfermedades del tejido conectivo

  • Antecedentes de enfermedad periodontal

Síntomas de la enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal puede progresar sin dolor, produciendo pocos signos obvios, incluso en las últimas etapas de la enfermedad. Aunque los síntomas de la enfermedad periodontal a menudo son sutiles, existen ciertos síntomas que pueden apuntar a alguna forma de la enfermedad. Estos síntomas son:

  • Sangrado de las encías durante el cepillado

  • Encías rojas e inflamadas

  • Mal aliento

  • Mal sabor de boca

  • Recesión de encías

  • Bolsas profundas entre las encías y los dientes

  • Movilidad en los dientes

Tratamientos

El primer paso del tratamiento no quirúrgico generalmente implica una limpieza especial, llamada raspado y alisado radicular, que consiste en eliminar la placa y los depósitos de sarro en las superficies de los dientes y las raíces. Este procedimiento ayuda a que el tejido de las encías sane y las bolsas periodontales se reduzcan.

Cuando las bolsas son muy profundas son más difíciles de limpiar y para lograr la eliminación de las bacterias acumuladas es necesaria la realización de tratamientos quirúrgicos.

 

Calculadora periodoncia

136