candidiasis oral en lengua

Candidiasis oral: síntomas y tratamiento

La Candida albicans es un hongo que parte de nuestra microflora natural o de los microorganismos que comúnmente viven en nuestro cuerpo. Se puede encontrar en el tracto gastrointestinal, la boca y la vagina.

La mayoría de las veces no causa problemas, pero es posible que ocurran crecimientos excesivos e infecciones, que no son contagiosos.

En la boca, la infección puede no limitarse solo a la cavidad oral, sino extenderse a las amígdalas y también a la parte posterior de la garganta, e incluso, en las infecciones graves, puede propagarse al esófago.

Las personas que tienen un mayor riesgo de desarrollar candidiasis son las que toman antibióticos o corticosteroides, diabéticos no diagnosticados o no controlados, personas inmunodeprimidas, aquellas que usan dentaduras postizas, particularmente dentaduras superiores.

Síntomas de la candidiasis

Los síntomas más comunes de la candidiasis oral son:

  • Manchas blancas en la boca que tienen apariencia de requesón.
  • Sensación de ardor o dolor en la boca.
  • Enrojecimiento dentro de la boca o en las comisuras de la boca.
  • Dificultad para comer o tragar.
  • Pérdida del gusto.

Si una infección por candidiasis oral no se trata, puede llevar a una infección sistémica por Candida, especialmente en personas con un sistema inmunitario debilitado.

Tratamiento contra la cándida oral

El tratamiento para la candidiasis oral varía según la edad y la salud general. El propósito del tratamiento es prevenir el crecimiento y propagación del hongo. Una vez que comienza el tratamiento, la candidiasis oral generalmente desaparece en un par de semanas.

El tratamiento implica la administración de un antimicótico como es el Fluconazol o la Nistatina.

Prevenir la candidiasis

La candidiasis puede prevenirse tomando diferentes medidas que reduzcan la transimisión en nuestra boca de la infección por cándida. Entre ellas se encuentran:

  • Mantener una buena higiene bucodental: Cepillarse los dientes mínimo dos veces al día y enjuagarse la boca con colutorios ayuda a prevenir las infecciones de nuestra boca.
  • Usar hilo dental a diario: El hilo dental ayuda a limpiar y mejorar la salud de nuestra boca y nuestras encías contra la cándida.
  • Limitar el consumo de azúcar: los alimentos azucarados pueden incitar el crecimiento de la cándida en nuestra boca.
  • Asistir al dentista regularmente: si se utiliza dentadura postiza o se tiene diabetes, es aconsejable comunicárselo al dentista, ya que estos factores pueden aumentar el riesgo de padecer esta infección.

botón pide tu cita

11.4 K