Bruxismo infantil

¿Qué es el bruxismo infantil y cuales son las causas?

Muchos padres cuando observan a sus hijos dormir, en vez de escuchar una respiración ligera y tal vez un suspiro ocasional, escuchan sonidos característicos del bruxismo o rechinamiento de los dientes.

Rechinar los dientes o apretar las mandíbulas es una parafunción denominada bruxismo muy común en niños que a menudo ocurre durante las fases de sueño profundo o cuando los niños están bajo estrés.

Causas del bruxismo en niños y niñas

En algunos casos, los niños pueden rechinar porque los dientes superiores e inferiores no están alineados correctamente. Otros lo hacen como respuesta al dolor, como el dolor de oído o la dentición. Muchos niños cuando superan estas causas dejan de rechinar los dientes.

Las consecuencias del bruxismo pueden ser: desgaste del esmalte dental, astillamiento de los dientes, aumento de la sensibilidad a la temperatura, dolor facial severo y problemas en la articulación temporomandibular.

La mayoría de los niños y niñas superan el bruxismo, pero una combinación de observación por parte de la familia y visitas regulares al dentista puede ayudar a mantener el problema bajo control hasta que lo hagan.

La mayoría de los menores dejan de rechinar cuando pierden sus dientes de leche. Sin embargo, algunos niños continúan rechinando y apretando en la adolescencia. Si el bruxismo es causado por el estrés, continuará hasta que el estrés se alivie.

Cómo evitar el bruxismo infantil

Debido a que parte del bruxismo es la reacción natural al crecimiento y desarrollo, la mayoría de los casos no se pueden prevenir. Sin embargo, se puede evitar el bruxismo inducido por el estrés.

En estos casos es importante preguntar al niño qué le está molestando y así poder encontrar la manera de ayudarlo. Relajarse antes de acostarse, por ejemplo, dándose un baño caliente, escuchando música relajante o leyendo un libro, puede ayudar a disminuir el bruxismo.

botón pide tu cita

97