caries en bebés

¿Los bebés pueden tener caries?

Los dientes de leche, temporales o primarios, son susceptibles de padecer caries tan pronto como aparecen en la cavidad oral. Es muy importante que estas caries se traten, ya que, si no, pueden provocar la pérdida de dichos dientes antes de tiempo, y afectar al desarrollo y a la correcta erupción de los dientes permanentes.

La principal causa de aparición de caries en bebés es la presencia de bacterias productoras de ácidos en su cavidad oral. Estas bacterias pueden ser transmitidas por los padres o cuidadores a través de la saliva, cuando comparten cubiertos, prueban los alimentos antes de dárselos o limpian su chupete con su boca.

La caries también puede desarrollarse al exponer los dientes a cualquier líquido que no sea agua durante largos períodos de tiempo o con mucha frecuencia durante todo el día. El azúcar natural o agregado en el líquido se convierte en un ácido que provoca la desmineralización de los dientes.

La forma de caries más común en bebés aparece porque los padres acuestan a los niños con un biberón lleno de leche, zumo y otras bebidas azucaradas, lo que provoca la aparición de la denominada caries del biberón.

El tratamiento de este tipo de caries depende de la severidad de la descomposición y, al igual que la caries en los dientes adultos, cuanto antes se aborde el problema, menos extenso e invasivo será el tratamiento.

El mejor tratamiento para evitar la aparición de este tipo de caries es su prevención, la cual consiste en mantener una buena higiene oral tan pronto como empiecen a erupcionar los dientes en la cavidad oral. Si quieres saber más, en este artículo te damos consejos sobre cómo cuidar la salud bucal del bebé.


botón pide tu cita

43