Volver al Blog

Queilitis angular: causas y tratamiento de las boqueras

Persona con boqueras en las comisuras de la boca - Adeslas Dental
21/12/2022 | | Adeslas Dental

La queilitis angular, más comúnmente conocida como boqueras, es una afección de la piel que cursa con dolor e inflamación y cuya causa más común es la infección por cándida.

Se presenta como parches rojizos y fisurados en las uniones de los labios superior e inferior, es decir en las comisuras de la boca. Puede aparecer en una de las comisuras o en ambas a la vez, aunque por lo general es bilateral.

Generalmente se produce de forma secundaria a la supresión inmunitaria, que puede ser local o sistémica, incluidos los extremos de edad, recién nacidos y ancianos, enfermedades inmunocomprometidas y el uso crónico de esteroides y antibióticos sistémicos

Estas lesiones suelen ser molestas y dolorosas. La humedad debida a la acumulación de saliva en las comisuras de la boca favorece el crecimiento del hongo Candida, que es una de sus causas.

Causas de las boqueras

Existen algunos hábitos que pueden contribuir a que exista una acumulación de saliva en la zona y en consecuencia las comisuras estén permanentemente húmedas y aparezca las boqueras o queilitis angular de manera crónica:

  • El uso de dentaduras postizas.
  • Humedecer los labios de manera continua.
  • Morderse las comisuras.
  • Las arrugas faciales en las comisuras y a lo largo del pliegue nasolabial.

Es un hallazgo común en pacientes que han perdido múltiples dientes posteriores provocando que la mordida se colapse y se produzca la pérdida de la dimensión vertical de la oclusión, de modo que las mejillas se doblan sobre sí mismas en las esquinas. 

Otras causas: los déficits nutricionales

También se ve en pacientes con déficits nutricionales. Las deficiencias de hierro, ácido fólico, tiamina, riboflavina y vitamina B12 también son factores de riesgo relacionados con la aparición de boqueras.

Las boqueras también pueden aparecer cuando los labios están secos y agrietados por cualquier causa. La toma de medicamentos que producen sequedad oral también son un factor de riesgo para la aparición de estas lesiones.

Síntomas de las boqueras

La queilitis angular o boqueras pueden provocar los siguientes síntomas y signos en las comisuras de la boca:

  • Grietas y fisuras dolorosas que empeoran al abrir la boca
  • Ampollas, erosiones, supuración y formación de costras
  • Enrojecimiento y oscurecimiento de la piel
  • Sangrado

Si necesitas que un especialista revise tus boqueras, te recomendamos que pidas una primera cita online gratuita con uno de nuestros expertos.

Origen de la queilitis angular: hongos y herpes labial

Es importante diferenciar las boqueras producidas por hongos de las producidas por un herpes labial. La infección por cándida solo afecta las comisuras de la boca. En cambio, el herpes labial se puede presentar en cualquier lugar a lo largo del labio o la línea del labio y no generalmente en ambas comisuras de la boca de manera simultánea.

El herpes labial suele comenzar con picor o dolor que da lugar a la aparición de un conjunto de ampollas pequeñas y dolorosas. A diferencia de la queilitis angular, el herpes labial es contagioso y puede transmitirse a otra persona a través del contacto cercano. El virus del herpes simple causa herpes labial, pudiendo ser tratado con medicamentos antivirales.

Tratamiento para las boqueras

El diagnóstico de la boquera se realiza clínicamente basándonos en la historia clínica y el examen. El cultivo de muestras tomadas de las comisuras de la boca puede revelar la presencia del hongo cándida, pero también infección por estafilococo aureus y herpes simple (herpes labial). La biopsia de piel no suele ser necesaria.

En la mayoría de los casos, no se necesitan tratamiento específico, resolviéndose por sí solas al poco tiempo.

Como medidas generales cabe destacar el mantener una buena hidratación general, usar bálsamo labial espeso aplicándolo con frecuencia y usar antisépticos tópicos para evitar sobreinfecciones.

Como medidas específicas, según la causa, las opciones de tratamiento oral y tópico dependerán del origen principal. 

Es importante que el médico o el odontólogo diagnostique bien la causa de la infección, ya que las infecciones por hongos, por ejemplo, no responderán a los antibióticos.

En la mayoría de los casos, se puede determinar si la infección es bacteriana o se debe a un hongo observando el área afectada. También tomando una muestra de la comisura de la boca y realizando un cultivo se puede establecer el crecimiento de hongos, bacterias o virus.

Dependiendo de los resultados, el médico o el odontólogo prescribirá antibiótico tópico durante 1 o 2 semanas, medicamentos antimicóticos aplicados en las comisuras de la boca 3 veces al día durante 2 semanas o un medicamento antiviral oral.

En combinación con el tratamiento antimicrobiano, también se puede recetar un corticoide tópico de dosis baja si la piel está significativamente inflamada para así ayudar a reducir la hinchazón y colaborando en la curación de la lesión.

Si no desaparecen por sí solas, generalmente sí son curables y rara vez producen cicatrices o pigmentación permanente de la piel. La mejoría de la lesión generalmente se ve en los primeros días de tratamiento y generalmente se resuelve en dos semanas.

La aparición repetida de queilitis angular o boqueras es común, especialmente en aquellos casos donde los factores de riesgo no se corrigen.

Es importante mantener el área limpia y seca. Hay que evitar chupar el área y no permitir que la saliva se asiente en las comisuras de la boca. 

Rectificar dentaduras postizas mal ajustadas y corregir una maloclusión ayudará a evitar que la aparición de boqueras sea recurrente.

Los rellenos inyectables como el colágeno o ácido hialurónico, también pueden ayudar a mantener tersos los labios caídos, elevando las comisuras y en consecuencia evitando que se produzcan pliegues donde sea más propensa la acumulación de saliva.

Pedir mi cita gratis
Nueva llamada a la acción
descubre nuestras clinicas
descubre nuestras clinicas