gas de la risa en el dentista

¿Se usa el gas de la risa en el dentista?

El conocido como gas de la risa es el óxido nitroso, que es un agente sedante seguro y eficaz que se mezcla con oxígeno y se inhala a través de una máscara que se coloca sobre la nariz.

El descubrimiento de su aplicación en odontología se debe a Horace Wells en 1844. Durante esta época, el óxido nitroso era ya conocido como un potente sedante, y se utilizaba como droga recreativa, ya que quienes lo inhalaban se reían por cualquier motivo y disfrutaban de una sensación de bienestar y relajación. Durante una fiesta, el Dr. Wells se percató de que una persona bajo los efectos del óxido nitroso se había lesionado una pierna y no sentía dolor, hasta que desapareció el efecto del gas.

La administración de este gas es una opción que se ofrece para ayudar a la relajación y, por tanto, hacer que uno se sienta más cómodo durante ciertos procedimientos dentales.
Su objetivo no es dormir al paciente, que puede escuchar y responder a todas las solicitudes o indicaciones que le pueda pedir el odontólogo, sino que la administración de este gas es una sedación consciente.

La sensación que aparece una vez administrado el óxido nitroso puede ser de mareo u hormigueo en brazos y piernas, pero estos efectos desaparecen una vez retirada la administración del óxido nitroso y la de oxígeno.

La sedación consciente con óxido nitroso es una técnica complementaria a la anestesia que se utiliza en muchas clínicas dentales para que los pacientes, niños o adultos con miedo al dentista, puedan ser tratados de una manera calmada, y la visita al odontólogo pase a convertirse en una experiencia relajada.


New call-to-action

334