blanqueamiento dental

Tipos  de blanqueamiento dental

Gracias a los avances tecnológicos, los dientes ya no tienen porque estar manchados o descoloridos. Existen muchas opciones de blanqueamientos dentales para obtener una sonrisa blanca y brillante.

Cada persona tiene diferentes necesidades que hay que tener en cuenta antes de elegir el mejor método. ¿Queremos resultados rápidos e instantáneos? ¿Podemos dedicar más tiempo a nuestros tratamientos? ¿Necesitamos una alternativa más económica? Antes de decidir qué método de blanqueamiento es el más adecuado, hay que valorar los pros y los contras de cada opción.

Blanqueamiento dental en la clínica

El blanqueamiento con láser o con lámpara de luz LED son métodos que deben ser realizados por un profesional. En ambos, los dientes se cubren con una solución de blanqueamiento, pasando posteriormente la fibra del láser por cada uno de los dientes o aplicando la luz LED para activar la solución. Cuanto más tiempo se active la solución, más fuerte será el poder de blanqueamiento.

Blanqueamiento dental en casa

El blanqueamiento con férulas personalizadas es el método más económico y fiable que existe. Para realizarlo es necesario acudir al dentista, sin embargo todo el procedimiento se realiza en casa. Consiste en colocar en el interior de unas férulas el gel blanqueador y llevarlas puestas durante un periodo de tiempo limitado y estipulado durante la consulta.

Las pastas de dientes blanqueadoras pueden parecer normales pero están especializadas para hacer los dientes más blancos. Por ello, no conviene usarlas como pasta de dientes habitual. Los dentistas suelen recomendarlas después de la realización de otro tratamiento blanqueador, para mantener su efecto lo máximo posible en el tiempo.

Blanqueamiento dental combinado

A diferencia de los tratamientos anteriores, el blanqueamiento dental combinado se realiza en dos partes y aúna las ventajas de las dos modalidades: en clínica y en casa. La primera parte y más potente se realiza en la clínica y la lleva a cabo un profesional, y la segunda, ya en casa, la realiza el propio paciente con la férula personalizada.

La ventaja de combinar estos tratamientos es que es mucho más cómodo, ya que se deben hacer menos visitas a la clínica, pero a la vez se mantiene la potencia y el resultado que nos ofrece el blanqueamiento realizado por un profesional.


promocion-blanqueamiento-combinado

837