Boca sana

5 consejos para mantener una boca sana y bonita

Sabemos que tener una sonrisa bonita y saludable es muy importante; podríamos decir que es de las primeras cosas que vemos cuando conocemos a alguien. Pero, ¿qué puedo hacer para mantener siempre mi sonrisa a punto?

Hoy hemos querido recopilar en un mismo artículo cinco consejos para poder lograrlo:

1. Tener una buena higiene dental:

Este punto es esencial y destacable. Una buena limpieza bucal diaria nos ayudará a prevenir enfermedades tales como las caries o enfermedades de encías (gingivitis o periodontitis) ya que son causadas, principalmente, por el sarro y la placa que se forma en los dientes.

Una buena higiene dental se basa en dos cosas: en primer lugar, un cepillado de alrededor 2 a 3 minutos y, en segundo lugar, y más importante, una buena técnica del cepillado. Si quieres saber cuál es la técnica correcta, lee este artículo del blog dedicado a ella.

2. ¡Vigila las caries!

Una caries es, básicamente, una infección bacteriana en un diente y se reconoce porque daña el esmalte de nuestros dientes. Para tener una sonrisa bonita, deberíamos realizar revisiones periódicas de nuestros dientes para poder detectar caries a tiempo y remediarlas con un empaste para que no acaben con el esmalte de todo nuestro diente.

3. No te olvides de cuidar el esmalte de tus dientes:

El esmalte dental es la capa externa de los dientes y es el encargado de proteger las partes internas del mismo. Al ser la capa exterior, hemos de cuidarla diariamente para tener una sonrisa saludable y bonita.

¿Cómo se cuidan? Evitando alimentos que lo dañan, tales como los productos azucarados, las frutas y bebidas ácidas y los alimentos muy duros. Al mismo tiempo, la limpieza tiene un factor fundamental en el cuidado del esmalte ya que será el que nos prevendrá de la aparición de caries.

4. ¡Relájate!

Somos conscientes de los efectos que tiene el estrés en nuestra salud general pero, ¿puede afectar a nuestra salud bucodental? Definitivamente sí. El estrés puede causar consecuencias tales como el desgaste de nuestros dientes debido al bruxismo, trastornos de dolor miofascial, mal aliento debido a la acumulación de ácidos estomacales e incluso dar pie a enfermedades como la gingivitis y la periodontitis.

5. Revisa tu salud bucodental periódicamente:

Este último punto es de vital importancia. Si queremos tener una buena salud dental a corto y largo plazo, tenemos que visitarnos por profesionales, que podrán hacernos revisiones y ver si hay algo que mejorar o tratar. Como bien dice la frase hecha: ¡Es mejor prevenir que curar!.

Con estos cinco consejos mejorarás notablemente no solo tu sonrisa, sino la salud de la misma. Pide tu 1º cita y revisión bucodental gratuita para ti y tu familia.


botón pide tu cita

32